Las metodologías activas, como la gamificación, las dinámicas de grupo, el coaching educativo o la innovación metodológica requieren de un profesorado formado en esos campos, capaz de desarrollar y poner en práctica actuaciones encaminadas a la mejora de la competencia profesional y al desarrollo de los proyectos y programas que se llevan a cabo en el centro, de manera que se proyecten en la mejora de la adquisición de las competencias clave por parte del alumnado.

GuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardaGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardaGuardar

Guardar

Share